Blog "En el Patio"

Malos hábitos que te quitan productividad en tu trabajo

PRODUCTIVIDAD, sacar el mayor rendimiento de nuestra jornada laboral, esto es lo que busca todo emprendedor y que en muchos casos cuesta trabajo conseguir.

¿Cómo puedo sacar todo el jugo a mi trabajo? ¿Cómo consigo cumplir mis expectativas? ¿Cómo puedo conseguir gestionar bien mi tiempo?

Estas y otras preguntas similares se repiten día a día, alargándose en el tiempo. Si este es también tu caso, te animamos a que pares un momento y analices cuáles pueden ser las causas que interfieren en tus objetivos. Revisar tu rutina laboral, metodología de trabajo, o incluso lo que haces en tu tiempo libre, ya que de una manera o de otra estas acciones pueden estar poniendo la zancadilla a tu productividad.

Hábitos que debes revisar para mejorar tu productividad en el trabajo

Lo primero que has de hacer es descubrir cuáles son tus “robatiempos”, esas actividades o enfoque laboral que te quitan el tiempo para realizar las cosas que realmente importan. Y para ayudarte un poco te vamos a dar algunas pautas por las que puedes comenzar para revisar tu gestión del tiempo y el trabajo.

Hiperprogramación de tu tiempo

Programar tu tiempo es algo necesario y muy eficaz para mejorar la productividad, pero a veces, somos demasiados ambiciosos, hasta tal punto de que no nos dejamos ni un minuto de tiempo libre. Una sobrecarga de trabajo puede tener efectos negativos sobre nosotros y debido a ello podemos incluso llegar a odiar nuestro trabajo. El tiempo libre es necesario no sólo para el esparcimiento personal, también lo es para tener una especie de salvavidas en caso de que surja alguna urgencia.

¿Cómo organizar tu agenda?

  • Escoge 6 tareas importantes que quieras terminar antes de ir a dormir.
  • Inicia la mañana creando un esquema simple para aquellas cosas que quieres lograr, sin ser demasiado rígido.
  • Enfócate en las tareas más importantes
  • Escucha a tu cuerpo; no pierdas nunca el desayuno y date un pequeño descanso cuando lo necesites.

Quien mucho abarca, poco aprieta

O lo que es lo mismo, intentar hacer a la vez todo lo que se considera hoy en día “una persona de éxito”; construir negocios, ser un atleta, viajar por el mundo,….. Es mejor priorizar y dedicar más tiempo a conseguir ese objetivo que deseas, sobre todo, porque si empiezas a repartir tiempo entre tantas actividades, seguro que alguna se quedará corta.

Además el dedicar más esfuerzos a alcanzar una meta no significa que tengamos que abandonar las otras, al contrario, puede que esta abra la puerta a otras iniciativas. Por ejemplo, si construyes ese negocio y obtienes un beneficio consistente, puedes utilizar el éxito y capital obtenido para alimentar otras iniciativas o usar tus ingresos netos para viajar por el mundo sin preocuparte por el dinero o la necesidad de cuidar tu negocio.

No seas demasiado perfeccionista

Aunque parezca una contradicción muchas veces la búsqueda de la perfección puede ser un gran “robatiempos”. Hay personas que pueden pasar horas, incluso días buscando defectos, realizando mejoras, o intentando mejorar lo inmejorable. Esto tiene un efecto “bola de nieve” ya que seguramente seguirán surgiendo más cosas que mejorar.

El resultado; un gasto de energía que te puede hacer falta para dedicarle a otros asuntos también importantes además de suponer un retraso indefinido en la entrega de un proyecto. Y es que en realidad nadie notará tus defectos de la manera en que tú lo haces. Ten claro que el objetivo es conseguir que tu proyecto esté al 90 por ciento y lanzarlo. Puedes hacer ajustes a medida que avances.

No descansar

“Cuantas más horas trabajas, más logros consigues”

Esta es una creencia bastante arraigada en nuestro subconsciente pero que no es del todo correcta. ¿Quién no ha tenido esa sensación de estar todo el día enredado y no haber hecho nada?

Y es que la realidad es que importa más la calidad del tiempo de trabajo que la cantidad del tiempo de trabajo. Como dice Cal Newport en su libro «Deep Work: Rules for Focused Success in a Distracted World» , todo aquello que logres, es equivalente al tiempo que le dediques, menos el ritmo de trabajo.
Esto viene a decir que si que si pasas 10 horas realizando tareas a un ritmo de 2, obtendrás el mismo resultado que si pasas 2 horas a un ritmo de 10. En una cuarta parte del tiempo, lograrás hacer lo mismo.

Para conseguir esto te proponemos la técnica de Pomodoro:

  • Trabaja ininterrumpidamente en una sola tarea durante 25 minutos y luego descansa 5.
  • Después de 4 ciclos de 25 minutos con sus respectivos descansos, realizar una pausa más larga.

 

Sí a la recompensa

Recibir una recompensa por un trabajo realizado ayuda a mantener el ritmo. Una recompensa no tiene que referirse obligatoriamente a algo material; simplemente puede ser un capricho como un chocolate o ganar algo de tiempo libre. Después de tus dos hora de trabajo párate a disfrutar de tus recompensas, además una ráfaga más larga de trabajo puede tener como recompensa poder pasar el tiempo viendo una película nueva. Programar premios te puede ayudar a concentrarte en la tareas que estás realizando además de ser consciente del tiempo que estás invirtiendo en realizar esa tarea.

 

Esperamos que estos consejos te sean de ayuda para concentrarte mejor y conseguir más rendimiento de tu escaso tiempo. Esperamos tus comentarios.
Via www.enterpreneur.com

 

También puede interesarte

Liderazgo y productividad. El efecto Pigmalión en el mundo empresarial.

El “efecto Pigmalión” es una beneficiosa estrategia que puede usarse a nivel laboral como a nivel personal. Se basa en la mitología griega, representando el hecho de cómo las propias expectativas sobre uno mismo pueden ser un poderoso factor que hacen que estas lleguen a cumplirse. Por el otro lado refleja el modo en que […]

¿Qué es y cómo se elabora el método Canvas?

El Método Canvas o método lienzo es una idea desarrollada por Alex Osterwalder e Yves Pigneur en su libro “Generación de modelos de negocio” (Business Model Generation) escrito como guía para visionarios, revolucionarios y retadores que quieren desafiar los anticuados modelos de negocio y diseñar las empresas del futuro. El Método Canvas sirve para realizar […]

Doctor Autónomo y Mister Comercial

o de cómo ser auto-comercial y no morir en el intento Hasta ahora nos hemos volcado mucho en la figura del emprendedor, tratando temas diversos como cuáles son los requisitos para montar tu propia empresa, cómo realizar un plan de negocios, temas legales específicos para la figura del autónomo e incluso algunos consejos para no […]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Compartir

Comparte esto con tus amigos